HOME

RETIRO

La OMS alerta sobre la pandemia silenciosa de la miopía en niños y cómo prevenirla de manera natural

La miopía es uno de los problemas de salud visual más comunes del mundo y su aumento en la población infantil es considerado la pandemia silenciosa del siglo XXI. La OMS revela que existen más de 2.200 millones de personas con deficiencia visual y ceguera en el mundo, y más de la mitad de la Generación Z tiene problemas visuales, siendo la miopía el más frecuente. Pasar más tiempo al aire libre, realizar exámenes de la vista periódicamente y seguir la regla 20/20/20 son algunas de las medidas preventivas recomendadas.

La miopía y su aumento en la población infantil

La miopía se considera uno de los problemas más frecuentes de salud visual en todo el mundo y su aumento en la población infantil es una preocupación creciente. En este apartado se abordará la relación existente entre la miopía, los niños y el uso de pantallas.

La Generación Borrosa y su perfil

La Generación Borrosa es el nombre que se le ha dado a los niños nativos digitales que se caracterizan por su uso prolongado de pantallas y su disminución de las relaciones directas con su entorno. Esta generación es más susceptible de desarrollar miopía y otras deficiencias visuales debido a su exposición prolongada a la luz artificial.

El uso de pantallas y su relación con la miopía

El uso de pantallas, ya sean de ordenador, tablet o móvil, se ha relacionado con el aumento de la miopía en niños. Esto se debe a que el uso de estos dispositivos obliga al ojo a un esfuerzo añadido para enfocar la imagen, lo que puede provocar la miopía o agravarla en caso de padecerla.

Además, se ha demostrado que el uso de pantallas por parte de los niños puede afectar negativamente a la salud visual, provocando fatiga ocular, sequedad o picor de ojos, visión doble, dolores de cabeza, entre otros síntomas.

Por lo tanto, es importante limitar el tiempo de exposición a pantallas y fomentar un uso responsable y equilibrado de las mismas, especialmente en la población infantil.

  • Limitar el tiempo de exposición a pantallas.
  • Fomentar un uso responsable y equilibrado de las pantallas.

La pandemia silenciosa de la miopía en la Generación Z

La miopía es considerada una pandemia silenciosa en la población infantil, siendo la Generación Z la más afectada. La OMS revela en su primer ‘Informe mundial sobre la visión’ que más de la mitad de los niños en todo el mundo tienen problemas visuales, siendo la miopía el más frecuente. Por tanto, se hace necesario abordar el problema en esta generación para prevenir su progresión y evitar mayores consecuencias en la salud visual de los niños.

Las estadísticas a nivel mundial

Según la OMS, en el mundo existen más de 2.200 millones de personas con deficiencia visual y ceguera, siendo un gran porcentaje de ellas miopes. Además, la prevalencia de la miopía en niños ha aumentado significativamente en los últimos años, especialmente en países desarrollados donde el uso de dispositivos electrónicos es más común.

La prevalencia de la miopía en niños y niñas

Se espera que en el futuro, hasta un 70% de los niños sean miopes y un 10% desarrollen miopía magna. La miopía afecta tanto a niños como a niñas en igual medida, aunque es perceptible un mayor aumento en el grupo de niños. Es importante que los padres estén atentos a los hábitos de sus hijos y tomen medidas para prevenir la progresión de la miopía, sobre todo en la Generación Z que pasa más tiempo en pantallas.

Otros problemas visuales en la vida de los niños

  • La hipermetropía, principal causa de ambliopía u ojo vago, que afecta la capacidad de enfocar correctamente los objetos cercanos y lejanos.
  • El astigmatismo, que causa molestias al enfocar objetos puntiagudos o curvos.
  • La ambliopía, producida por el proceso de formación de la agudeza visual en la infancia temprana.

Problemas visuales en la Generación Z

La Generación Z tiene cada vez más problemas visuales relacionados con la exposición excesiva a las pantallas y la falta de actividad al aire libre. La miopía es el problema visual más común en los niños, pero no es el único. A continuación, se detallan los problemas visuales más frecuentes en la vida de los niños:

La miopía como problema más común

La miopía es un problema visual que afecta a la capacidad del ojo para enfocar objetos distantes. Es más común en niños que pasan mucho tiempo frente a pantallas, y se ha convertido en una pandemia silenciosa en la Generación Z. Según las estadísticas, más del 50% de los niños de esta generación tienen problemas visuales, siendo la miopía el más común. Los síntomas incluyen visión borrosa al ver objetos lejanos y dificultad para leer la pizarra en la escuela. Si no se detecta de manera temprana, la miopía puede progresar con el tiempo y empeorar.

Otros problemas visuales en la vida de los niños

  • Hipermetropía: Es similar a la miopía, pero afecta la capacidad del ojo para enfocar objetos cercanos. Los síntomas incluyen dolor de cabeza y fatiga visual.
  • Astigmatismo: Se produce cuando la córnea del ojo no es completamente redonda, lo que hace que la visión sea distorsionada. Los síntomas incluyen visión borrosa y dolores de cabeza.
  • Conjuntivitis: Es una inflamación de la conjuntiva, la membrana que cubre el ojo y el interior de los párpados. Los síntomas incluyen enrojecimiento, picazón y lagrimeo.
  • Queratocono: Es una enfermedad degenerativa de la córnea que provoca una deformidad en forma de cono. Los síntomas incluyen distorsión visual e irritación ocular.
  • Estrabismo: Es la desviación de un ojo hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo en relación al otro ojo. Los síntomas incluyen visión doble y problemas de percepción espacial.

Es importante detectar estos problemas visuales a tiempo y llevar a los niños al oftalmólogo para un examen ocular completo. Asimismo, es fundamental prestar atención a los hábitos de los niños y fomentar el tiempo al aire libre y la actividad física para prevenir la progresión de la miopía y otros problemas visuales.

El informe mundial sobre la visión de la OMS

El primer ‘Informe mundial sobre la visión’ de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra datos alarmantes sobre la deficiencia visual y ceguera en el mundo. Más de 2.200 millones de personas tienen problemas visuales, y casi la mitad de los casos podrían haberse prevenido o no tendrían que haberse producido.

Las cifras de deficiencia visual y ceguera en el mundo

El informe de la OMS muestra que 1.300 millones de personas tienen algún tipo de deficiencia visual, pero que tienen una buena probabilidad de recuperarla o mejorarla gracias a una atención adecuada. De ellos, 43 millones son ciegos. Además, la mayoría de los afectados se encuentran en países de bajos y medianos ingresos.

En cuanto a la causa de la deficiencia visual, el informe de la OMS revela que el 90% de los casos se deben a errores refractivos, que incluyen miopía, hipermetropía y astigmatismo. Por lo tanto, prevenir y abordar estos errores refractivos es clave para mejorar la salud visual en todo el mundo.

La situación de los problemas visuales en España

En España, la situación de los problemas visuales no es ajena a la realidad mundial; se consideran un problema de salud pública. Según el ‘Estudio de las enfermedades oftalmológicas en España’, el 9,3% de la población del país sufre miopía, el 16,4% hipermetropía y el 28,8% astigmatismo. Además, un tercio de los mayores de 65 años sufre degeneración macular asociada a la edad (DMAE), que es la principal causa de ceguera en países desarrollados.

Es importante prestar atención a la salud visual de la población española, especialmente de la población infantil, dado que la miopía está en aumento y está altamente relacionada con el uso prolongado de pantallas digitales.

Cómo prevenir y mejorar de manera natural los problemas visuales

El aumento de la miopía en la población infantil ha generado gran preocupación en todo el mundo, y la Generación Z, siendo nativos digitales, es especialmente vulnerable debido al uso prolongado de pantallas y la disminución de las relaciones directas con su entorno. Para prevenir y mejorar de manera natural los problemas visuales en esta generación, es importante seguir medidas preventivas y hábitos saludables, que se detallarán a continuación.

Medidas preventivas para controlar la miopía

  • Realizar pausas regulares durante el tiempo de uso de pantallas para descansar la vista.
  • Mantener una distancia adecuada al usar pantallas: al menos 30 centímetros de distancia.
  • Usar el modo noche en las pantallas y disminuir el brillo para reducir el impacto de la luz en nuestros ojos.
  • Corregir la postura al usar pantallas, especialmente la de la cabeza y cuello.

La importancia de la luz natural y pasar más tiempo al aire libre

Además de las medidas preventivas anteriormente mencionadas, es importante que los niños pasen más tiempo al aire libre, exponiéndose a la luz natural del sol. Diversos estudios han demostrado que la exposición a la luz natural reduce el riesgo de miopía y mejora la salud visual.

Realizar exámenes de la vista periódicamente

Los exámenes de la vista periódicos son fundamentales para prevenir y detectar precozmente cualquier problema visual y así corregirlo a tiempo. Se recomienda que los niños realicen revisiones anuales de la vista y, en caso de ser necesario, usar gafas o lentes de contacto para reducir la progresión de la miopía.

La regla 20/20/20 y su relación con la salud visual

Finalmente, es importante que los niños practiquen la regla 20/20/20 para prevenir y mejorar de manera natural sus problemas visuales. Esta regla consiste en realizar una pausa cada 20 minutos de uso de pantallas y mirar a lo lejos, a 6 metros de distancia, durante al menos 20 segundos. De esta forma, se reduce la fatiga visual y se mejora la salud visual de los niños.

Multiópticas y la campaña Generación Borrosa

Multiópticas ha creado la campaña Generación Borrosa para concientizar sobre la importancia de controlar y prevenir la miopía en niños, especialmente en la Generación Z, que se caracteriza por un uso prolongado de pantallas y una disminución de las relaciones directas con su entorno. A continuación, se detallan las iniciativas y recomendaciones de esta campaña.

La iniciativa para crear conciencia sobre la salud visual en niños

La campaña Generación Borrosa busca enseñar a los padres la importancia de detectar y controlar la miopía en niños. Para ello, Multiópticas ha creado una serie de eventos educativos a nivel nacional que se extienden a lo largo del año. Estos eventos se llevan a cabo en centros comerciales, parques y otros lugares públicos y cuentan con la presencia de ópticos expertos que explican cómo prevenir y tratar la miopía en niños.

Además, Multiópticas ha desarrollado una serie de materiales educativos gratuitos, como folletos y videos, que se pueden encontrar en sus tiendas y en su sitio web. Estos materiales incluyen información sobre los factores que pueden contribuir al aumento de la miopía en niños, así como consejos sobre cómo prevenirla.

Consejos y recomendaciones para prevenir la miopía

Multiópticas ofrece una serie de recomendaciones para prevenir y controlar la miopía en niños:

  • Hacerles reconocimientos visuales periódicamente para detectar a tiempo cualquier anomalía.
  • Limitar el uso de pantallas y fomentar actividades al aire libre.
  • Asegurar que los niños se mantengan a una distancia adecuada de los objetos que están viendo.
  • Garantizar que la luz adecuada llegue a sus ojos.
  • Mantener una dieta equilibrada y rica en vitaminas que ayuden a prevenir la miopía.

Estos consejos tienen como objetivo prevenir la progresión de la miopía y proteger la salud visual de los niños. Se insta a los padres a estar atentos a los hábitos de sus hijos y a tomar medidas para prevenir la progresión de la miopía.

La campaña Generación Borrosa de Multiópticas es una iniciativa importante para concienciar a los padres sobre la importancia de controlar y prevenir la miopía en niños. Si se sigue esta guía de buenas prácticas, los padres pueden ayudar a proteger la vista de sus hijos y asegurar una vida saludable.

La importancia de estar atentos a los hábitos de tus hijos y prevenir la progresión de la miopía.

Es fundamental que los padres presten atención a los hábitos de sus hijos para prevenir la progresión de la miopía. En la actualidad, el uso frecuente de pantallas y la falta de actividad al aire libre son factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar miopía.

Algunas medidas preventivas que se pueden tomar son:

  • Limitar el tiempo que los niños pasan frente a las pantallas.
  • Favorecer el tiempo al aire libre y fomentar la actividad física.
  • Realizar exámenes de la vista periódicamente para detectar posibles problemas visuales a tiempo.
  • Seguir la regla 20/20/20: cada 20 minutos, mirar un objeto a 6 metros de distancia durante 20 segundos.

Además, es importante que los padres tomen nota de las señales de alerta que puedan indicar problemas visuales en sus hijos, como dolores de cabeza, enrojecimiento de los ojos o dificultad para ver a larga distancia. Si se detectan estos síntomas, se recomienda acudir al oftalmólogo lo antes posible para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento apropiado.

You May Also Like…